Yecla de Este a Oeste: Calle Salsipuedes

Con un nombre muy peculiar hay rotulada una calle en Yecla: Calle Salsipuedes. Un nombre curioso, pero también muy popular y frecuente en el callejero de muchas ciudades españolas, tanto como el añadido «y entra si te dejan», con el que se asocia siempre el nombre de esta calle.

Lo cierto es que entre el repecho que encontramos al inicio de la calle, lo angosto de su trazado, los escasos 70 metros de longitud y el sorprendente final que tiene, el nombre de Salsipuedes es de lo más acertado; porque da la sensación que para salir de esta calle habría que darse la vuelta y llegar hasta el sitio por donde hemos entrado.

Localizamos la Calle Salsipuedes entre las calles Niño Jesús y Castillo, y según los datos referidos por don Miguel Ortuño Palao en su libro «Las calles de Yecla», la antigüedad histórica de este nombre se remonta a 1625, siendo una de las escasas rotulaciones del callejero yeclano que ha permanecido sin cambios ni sustituciones a lo largo del tiempo.

Por su ubicación, hasta la ampliación urbana que experimenta Yecla en el siglo XVIII, la Calle Salsipuedes se encontraba a las afueras de la población. Relata Miguel Ortuño que la calle tenía «difícil salida a una zona de moreras», algo que no es de extrañar porque muchas calles de Yecla y otros muchos lugares estaban ornamentados con estos característicos árboles de gruesa hoja caduca, cuyas ramas frondosas ofrecen sombra y frescor durante el verano, y alimento para los gusanos de seda, y se mantienen firmes con sus ramas peladas en los meses de invierno.

En la actualidad, ni la Calle Salsipuedes ni las calles colindantes tienen ningún tipo de arbolado o vegetación; aunque en el abandonado solar en construcción que encontramos en el mismo inicio de la calle han crecido de forma asilvestrada plantas cuyo verdor asoma por encima de las vallas.

Además de la pequeña cuesta que subimos para recorrer esta calle, llama la atención que solo cuenta con ocho inmuebles y la mayoría son viviendas unifamiliares. Quizás se puede afirmar que la Calle Salsipuedes de Yecla es una calle única y original, por su nombre y sus características.

El recorrido de su corto y estrecho itinerario nos trae el recuerdo de la trama urbana de la Yecla medieval, pintoresca, tranquila y misteriosa.

Calle Salsipuedes Calle Salsipuedes Calle Salsipuedes Calle Salsipuedes Calle Salsipuedes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *